© 2011 bugambilia de la fábrica de recuerdos: los vecinos

Bugambilo

Sol siente fascinación por el color, se sabe sumergir en las mesclas, los sutiles cambios de tono que enriquecen su obra con una deliciosa filigrana de matices.

El pretexto que usa para invitarnos, a entrar en su mundo de color, es la memoria, como artilugio de ilusión, pequeñas reminiscencias de momentos familiares, de modos de vida de otro tiempo, como disparadores para citar distintas estéticas que convergen en la suya propia.

En sus imágenes se filtra algo de melancolía por ese mundo infantil; la casa de los abuelos, el olor a lluvia, el sabor de las masitas salidas del horno, la calidez de la mantita favorita. A la voz reconfortante de la abuela, esa doña amable que no es una en particular, son todas las que habitan nuestro imaginario. Y Es ese punto donde sucede la empatía, la identificación y la remembranza, donde sucede la magia de la obra sol. Intimista y dulce.

Por estos días corren las últimas horas de estudio como licenciada en artes plásticas de la facultad de bellas artes de la universidad de la plata, y se define profesional mente, como ilustradora, investigadora de la imagen que salta de un medio a otro, adaptándose y proponiendo. Integrándose a la comunidad del arte urbano; pintando paredes llevando su imagen a la ciudad, y por otro lado produciendo ilustraciones mi media naranja, marca de accesorios de autogestión de la que forma parte.

Juan Camilo Salamanca.

Artista plástico

Sol siente fascinación por el color, se sabe sumergir en las mesclas, los sutiles cambios de tono que enriquecen su obra con una deliciosa filigrana de matices.
El pretexto  que usa para invitarnos, a  entrar en su mundo de color, es la memoria, como artilugio de ilusión, pequeñas reminiscencias de momentos  familiares, de modos de vida de otro tiempo, como disparadores para citar distintas estéticas que convergen en la suya propia.
En sus imágenes se filtra algo de melancolía por ese mundo infantil;  la casa de los abuelos, el olor a lluvia, el sabor de las masitas salidas del horno, la calidez de la mantita favorita. A la voz reconfortante de la abuela, esa doña amable que no es una en particular, son todas las que habitan nuestro imaginario. Y  Es ese punto donde sucede la empatía, la identificación y la remembranza, donde sucede la magia de la obra sol. Intimista y dulce.
Por estos días corren las últimas horas de estudio como licenciada en artes plásticas de la facultad de bellas artes de la universidad de la plata, y se define profesional mente, como ilustradora, investigadora de la imagen que salta de un medio a otro, adaptándose y proponiendo. Integrándose a la comunidad del arte urbano;  pintando paredes llevando su imagen a la ciudad, y por otro lado produciendo ilustraciones  mi media naranja, marca de accesorios de autogestión de la que forma parte.
Juan Camilo Salamanca.
Artista plástico